26/7/17

25 años de Barcelona 1992

Categorías
Barcelona, Deportes

Qué rápido pasa el tiempo y qué bonita es la memoria de los grandes acontecimientos. Como quien no quiere la cosa, se cumplen ya 25 años desde aquel “Barcelona” de Freddie Mercury y Montserrat Caballé, del espectáculo El Mediterráneo de la Fura dels Baus, del “Amigos para siempre”  y del Cobi de Mariscal… Pero los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 siguen siendo igual de emocionantes, especialmente para quienes vivieron aquella ceremonia de inauguración que marcó un antes y un después en la historia de las celebraciones olímpicas y, sobre todo, en la historia de Barcelona.

El 25 de julio de 1992 se dio el pistoletazo de salida a la XXV Olimpiada de la historia moderna en el Estadio Olímpico Lluís Companys y ayer, 25 de julio de 2017, la ciudad conmemoraba esa ceremonia de abertura con ambiente festivo y reviviendo la ilusión: el relevo de la antorcha olímpica, Epi como último relevista, el arquero paralímpico Antonio Rebollo lanzando la flecha en llamas al pebetero… Una fiesta ciudadana que recuperó algunos de los momentos más emblemáticos de la inauguración de los Juegos, desembocando en una actuación musical de Los Manolos en Plaza Catalunya.

Y en el Hotel Omm de cinco estrellas recordamos las Olimpiadas con un cariño especial. Barcelona se hizo un hueco en el mapa internacional a partir de aquella celebración y empezó a robar corazones con las transformaciones y los cambios que trajo consigo la bandera olímpica. Ésta, pues, no es una efeméride cualquiera: Barcelona ’92 perdura en la memoria de más de 44.000 voluntarios, de los deportistas, de los organizadores y de todos los barceloneses.

Por ello, un pequeño Cobi plateado te dará la bienvenida en la recepción de nuestro hotel durante estos días. Esta mascota de los Juegos la diseñó Mariscal, un artista muy cercano y amigo del Hotel Omm, que también fue precisamente quien ideó los mapas y las ilustraciones de nuestros ascensores. Con que, ¡bienvenidos a Barcelona! Una ciudad que fue olímpica y que siempre será olímpica.