19/6/15

Ruta Picasso

Categorías
Arte, Barcelona

La ruta comienza en la Casa Martí, más conocida como “Els 4 gats”, donde en la planta baja un cartel diseñado por el propio Picasso nos invita a entrar. Este café-restaurante fue casa de tertulias, espectáculos y conciertos donde los intelectuales de la bohemia y modernista Barcelona se reunían, y fue el primer lugar donde se expusieron los dibujos del joven Picasso.

La Llotja es el siguiente punto de esta ruta. Cerca del mar, en la plaza Palau, un edificio de fachada neoclásica esconde en su interior uno de los tesoros del Gótico civil barcelonés más desconocidos de esta ciudad. Su padre dio clases en este recinto, y el propio Picasso recibió su formación aquí, lo que le transfiere, si es posible, aún más magia.

Nos movemos hasta la Muralla y puerta de entrada a la ciudad romana de Barcino en Plaza Nova, donde  se encuentra el edificio del Colegio de Arquitectos de Barcelona. El elemento más representativo de este edificio son sus frisos, diseñados por Picasso y realizados con chorro de arena por el noruego Carl Nesjar. Hay tres diferentes: el friso de los niños, el friso de los gigantes y el friso de la bandera.

Otro de los puntos importantes de esta ruta es el edificio de los Porxos d’en Xifré, donde vivió Pablo Picasso con su familia cuando llegaron a Barcelona en 1895, y desde cuya terraza el joven Picasso pintó algunos de sus primeros paisajes urbanos. Pinturas de las azoteas, el mar, la luz y la Barcelona de finales del siglo XIX.

Por último, cómo no, no podía faltar la visita al museo Picasso, muestra del estrecho vínculo que el artista tenía con la ciudad de Barcelona. Más de 3.800 obras de diversos periodos del pintor, la mayoría de su formación y juventud, y la extraordinaria serie de “Las Meninas” componen la colección permanente. Omm Hotel de lujo en Barcelona te anima a que realices esta completa ruta sobre el aclamado artista y su relación con esta asombrosa ciudad.