19/7/18

La última fiesta de Rosa en el Omm

Categorías
Hotel Omm

Emoción. Si hay una palabra que pueda recoger la esencia de la noche del 16 de julio en el Hotel Omm, es esta. Emoción en la despedida de un hotel que ha sido la casa de Barcelona durante 15 años. Y en las miradas de Rosa Esteva y los hermanos Roca, compañeros en esta aventura desde el primer día. Emoción entre los invitados, que son amigos de la casa, que han vivido y compartido momentos únicos en el Omm. Emoción en los recuerdos. En el ambiente. En los abrazos y en los reencuentros. En las sonrisas que llenaron el hotel.  Emoción.

El lunes 16 de julio, Rosa y los hermanos Roca celebraron el fin de un ciclo y el inicio de una nueva etapa para el Hotel Omm. Rodeada de amigos y colaboradores, de chefs famosos y compañeros de toda la vida, Rosa se despidió de su Omm –y su Omm de Barcelona –como sólo ella podía hacerlo: con una gran fiesta.

Los primeros invitados llegaron a las 20h, todos ellos grandes nombres de la gastronomía de nuestro país y del mundo del vino. Desde Ferran Adriá y Andoni Luis Aduriz a Álvaro Palacios y Xavier Gramona, José Andrés, Nandu Jubany, Ramon Freixa, Raül Balam, Carles Abellan, Max Colombo, Koldo Royo, Juan Muga, Paco Torelló, Xandra Falcó, Joan Juvé y Mar Raventós…

Una hora más tarde empezaron a acercarse los demás invitados. Y de nuevo, caras conocidas y amigas, alegría en los abrazos, nostalgia por el adiós al Omm de Rosa e ilusión por compartir un momento tan emotivo. Fueron recibidos por la música en vivo de Lexter cantando desde el balcón de una de las habitaciones y en la entrada del Lobby algo más tarde junto a Gigi McFarlane, otra artista de la casa. ¡Una explosiva mezcla de ritmo y buena música!

Para la cena, Rafa Panatieri y su equipo de Roca Moo prepararon algunos de los platos más emblemáticos de nuestro restaurante gastronómico. Entre ellos no podía faltar el icónico huevo de oro, uno de los clásicos más especiales de la casa, creado por los hermanos Roca para Rosa. También había estaciones de salmón, de queso y panes y de jamón de bellota ibérico. Además, en la mesa alta de Roca Bar los invitados se encontraron con un pedazo del Mordisco, un guiño a los orígenes del hotel y del Grupo Tragaluz. Platos calientes servidos al momento y ensaladas frescas. “¡Mira! De ahí, del primer Mordisco, hemos llegado hasta aquí, un hotel de cinco estrellas”. Y mientras en el Lobby algunos disfrutaban de la impresionante cena, en la Terraza otros brindaban bajo el cielo de Barcelona y con vistas a la Casa Milá.

El momento más emotivo llegó cuando hablaron Rosa y los Roca, presentados por Bibiana Ballbè. También habló Clementina Milá, la relaciones públicas y responsable de comunicación del hotel, quien ha vivido –y sentido –el Omm como su casa durante estos 15 años. Finalmente, Rosa escenificó el relevo a Liran Wizman, propietario y fundador de Europe Hotels Private Collection. Al rato, los P.Brothers subieron el volumen de la música y de la cena, se pasó al bailoteo.

¡Y vaya si bailaron los invitados! Y el ambiente cargado de cariño, admiración, complicidad y anécdotas sentidas, cerca de mil personas arropando a Rosa en su última fiesta en el hotel. Una palabra: emoción.  Y un nombre que quedará en la memoria de Barcelona: Omm.

(Un especial gracias a Can Ràfols dels Caus, Marqués de Murrieta, Muga, Calidoscopi, Gramona, Torelló, Heineken, Gin Mare, Bacardi, Schweppes, Carpier, Vila Viniteca, Jamón Exclusiva Cima y Turrull.)