14/9/15

Los platos catalanes y el arte de chuparse los dedos

Categorías
Barcelona, Gastronomía

Sin embargo en Barcelona hay algo que no cambia por nada; su gastronomía. De esta ciudad han salido algunos de los mejores cocineros del panorama nacional e internacional, ya que Cataluña siempre se ha mantenido fiel a sus raíces y a su lado más tradicional y auténtico, ese que huele a calçots y sabe a escalivada.

Comer es algo que nos gusta a todos, por eso hoy en Hotel Omm queremos haceros un recorrido por los platos más típicos y sabrosos de la gastronomía catalana, porque detrás de toda gran ciudad siempre hay un plato con el que chuparse los dedos.

¡Vamos a descubrirlos juntos!

Calçots. 

Este es uno de los platos tradicionales catalanes que no puedes perderte. Es un derivado de la cebolla, se hacen a la brasa y se comen con salsa de romesco, se dan de Noviembre a Abril y su cata es todo un ritual!

Escalivada. 

Es una ensalada hecha con cebolla, tomate, pimientos y berenjenas asadas. Normalmente se sirve sobre una rebanada de pà de pagès torrado, a la que también lepuedes añadir anchoas fileteadas.

Escudella i carnd’olla. 

Este delicioso plato tradicional de la gastronomía catalana no es otra cosa que una sopa variada. El ingrediente principal y más característico es la “pilota”, una albóndiga muy grande y con forma alargada. ¡No te quedes sin probarlo!

Esqueixada de bacallà. 

Si te gusta el pescado, este es tu plato!Está compuesto por trozos de bacalao crudo, tomate, cebolla, pimiento, aceitunas y un aliño a base de aceite de oliva, vinagre y sal. El verbo “esqueixar” quiere decir “desgarrar”, es por ello que el bacalao se sirve cortado con los dedos y no con un cuchillo.Mmmmmuy rico!

Suquet de peixambcloïsses. 

Este plato tradicional de Barcelona es un guiso formado por distintos tipos de pescados y almejas y viene acompañado de una salsa ligera. Es una receta realmente deliciosa que no puedes perderte.

Crema catalana. 

Es el postre por excelencia de la gastronomía catalana. La crema catalana está compuesta por una crema pastelera hecha a base de yemas de huevo y cubierta con una fina capa de azúcar caramelizado. Nada mejor para dar por finalizada la comida!

Esperamos haberte despertado un poco el interés y el apetito por la cocina catalana, así que ahora que ya tienes la teoría, ¡A por la práctica!