Mucho más que una terraza… | Qué Hacer en Barcelona | Whatsup | Hotel Omm

30/6/17

Mucho más que una terraza…

Categorías
Terraza

“Sol, copas, relax”. Así define espontáneamente la terraza del hotel Omm su responsable de día Alejandro. Pero hay mucho más: selección gastronómica del Roca Bar, piscina, yoga matutino, vistas a la Casa Milá de Gaudí, noches entre amigos…

La terraza del hotel Omm es un espacio singular en Barcelona. Y el lugar perfecto para disfrutar del buen tiempo en pleno Paseo de Gracia. Sea para comer, para cenar o sencillamente para tomar algo en buena compañía, encontrarás una selección de platos del Roca Bar frescos y dinámicos como la tortilla de patatas, el hummus con tataki de atún o el pollo tandoori.

Así mismo, para un capricho refrescante, Alejandro prepara unos zumos y unos cócteles deliciosos. El mojito y la piña colada son los que más éxito tienen durante estas veladas veraniegas, mientras que en el campo de los licuados, todos 100% naturales y saludables, el zumo de sandía, el de melón o el de zanahoria están entre los que más gustan. “Cuando me piden uno más elaborado, recomiendo una receta propia que me encanta” añade Alejandro, “el zumo de espinacas, pomelo y manzana con un toque de lima”.

Pero más allá de todo esto, la terraza del Hotel Omm ofrece a sus clientes un abanico de sensaciones y posibilidades para vivir la experiencia barcelonesa desde otra perspectiva. Por la mañana, se convierte en un escenario idílico para las clases de yoga que imparte nuestra instructora y fisioterapeuta Laura, de ocho a diez y con reserva previa. Durante el día, es una alternativa perfecta a la Barceloneta para quienes prefieren escapar de las multitudes o del agua salada, con tumbonas, parasoles, sofás en los que leer un buen libro y una piscina.

Luego, al caer la noche, llega el momento estelar de la terraza. A nuestros clientes les encanta subir a hacer la última copa (o la primera de una noche larga), contemplar las luces de una Barcelona en duermevela y admirar la arquitectura iluminada de Gaudí. Porque al final, después de recorrer la ciudad y dejarse seducir por sus encantos, encuentran en nuestra terraza un enclave único, con personalidad, que reúne todo aquello que andaban buscando.