1/9/17

“Nuestra terraza es vitalidad, el ritmo de Barcelona que vibra”

Categorías
Gastronomía, Hotel Omm

Otoño empieza a asomarse pero… ¿y qué? Sigue haciendo buen tiempo y seguimos con ganas de compartir y crear momentos en nuestra terraza. El encargado de día desde hace tres años, Alejandro Puig, nos revela aquello que hace que nuestra terraza en Paseo de Gracia sea tan especial y única en Barcelona.

Así, de golpe, ¿qué es lo que más te gusta de estar en la terraza?

¡Las vistas! Son increíbles. Y el ambiente que se respira, más informal y distendido. El cliente, aunque haya venido por trabajo a la ciudad, sube a relajarse y nosotros tratamos de transmitir esa sensación de calma, serenidad y energía positiva. También me encanta la oportunidad de hablar con gente de todo el mundo, contarles sobre tu ciudad y que te cuenten sobre la suya, intercambiar culturas y aprender algo nuevo casi cada día.

¿Qué nos diferencia del resto de las terrazas en la ciudad?

La ubicación, sin duda. Desde aquí tenemos unas vistas privilegiadas a la Casa Milá. Luego está la música en vivo y, por supuesto, la comida y las tapas del Roca Bar, nuestro restaurante informal asesorado por los hermanos Roca. Somos mucho más que un hotel con terraza en Barcelona

¿Y qué es lo que más sorprende a nuestros clientes?

Más allá de lo que ya te he comentado, a los clientes les gusta mucho la decoración –todo el interiorismo en el hotel es obra de Sandra Tarruella e Isabel López –y cómo cada detalle, cada rincón, está cuidado con cariño. Las flores, la madera natural… Pero, sobre todo, a los clientes les encanta poder sentarse en la piscina y disfrutar de la arquitectura de Gaudí con una copa de cava en mano, y sin colas ni la cantidad de turistas que se encuentran a pie de calle.

Has hablado sobre la posibilidad de disfrutar del Roca Bar en la terraza… ¿qué plato gusta más a nuestros clientes?

El pollo tandoori es de los que más sale. Los dados de salmón salvaje marinado y el steak tartar ahumado también gustan muchísimo.

¿Y la bebida que más triunfa?

¡El mojito! Un clásico. Y las diferentes variedades de mojito que hacemos, destacando el Champagne Mojito. Los zumos naturales también son un éxito.

¿Es la misma terraza la de día que la de noche?

No del todo. Durante el día, la terraza es un espacio exclusivo para el disfrute del cliente alojado en el hotel donde tomar el sol, saborear un aperitivo, comer con tranquilidad… Por la tarde-noche, se convierte en un punto de encuentro en Barcelona, especialmente durante los meses de verano. Está siempre prácticamente a tope, hay música en directo y buen ambiente.

Imaginamos que después de tanto tiempo aquí, habrás acumulado muchas experiencias y anécdotas…

Uff, ¡no sabría ni por dónde empezar! Quizás destacaría el servir a artistas, cantantes, deportistas de élite y otros ídolos de la infancia y que se muestren contentos y satisfechos. Sabes que se han sentido a gusto aquí y eso es, al final, el objetivo de todos los establecimientos del Grupo Tragaluz.

Por último… ¿cómo sintetizarías la esencia de la terraza del Omm?

Es vitalidad, el ritmo y el pulso de la ciudad que vibra, un reflejo y una ventana a Barcelona. Es un lugar divertido y en el que encontrar un momento de paz al mismo tiempo.

Justo entonces entra una clienta que parece un poco desorientada, estudiando y admirando el espacio con los ojos abiertos. Alejandro se le acerca con una sonrisa de oreja a oreja: “¡buenos días! Por favor, está en su casa”. Y le contagia la sonrisa.